Translate

sábado, 29 de abril de 2017

Enseñanzas sobre la Tierra interna, el presente tiempo de purificación, y la Nueva Raza Raíz.


            13-04-2017.-

            Estimados estudiantes:
                                                           Estáis al borde, como Humanidad, de recibir el embate purificador de energías solares provenientes de fuentes suprafísicas, extrasistémicas, que al ingresar al planeta son posteriormente refractadas hacia la vida de superficie por el Logos Solar Interno de la Tierra.
            Como sabéis, ya que lo hemos venido repitiendo insistentemente, vuestro planeta, como todo planeta viviente en el Cosmos, posee un núcleo central espiritual denominado “Logos”, y que en esta escuela hemos bautizado como “SOL CENTRAL PLANETARIO”. Errado estará quien crea que ese ‘sol interno’ de la Tierra es un sol físico, ya que nuestra instrucción en este punto jamás mencionó tal cosa. El Sol Interno Planetario es una fuente cósmica de Inteligencia y Amor que comanda la vida planetaria junto a los millones de vidas álmicas menores de todos los reinos vivientes, con todas sus especies. El Logos Solar Planetario es el SER encarnado en el esférico Cuerpo denominado “Tierra”, cuya conciencia viviente ha sido llamada “Gaia”, considerándose por algunos como “el aspecto madre” de la vida global, por la prodigalidad de la fuerza de la Naturaleza que da vida a cada instante. Lo cierto, es que toda la fuerza de la Naturaleza, que se manifiesta en las multifacéticas corrientes de vida material, proviene del SOL Interno del Planeta. Sin este Sol Interno, suprafísico, la Tierra no tendría vida, y la Naturaleza, que deslumbra al sensible observador, no existiría. La Naturaleza es la expresión, en movimiento cíclico, de la Fuerza Espiritual dimanante del Centro Solar Planetario, o auténtico “Ser Planetario”.
            Existe una Jerarquía Dévica-Angélica de seres al servicio del Logos Planetario, organizados por una Mente Directriz de la Jerarquía: el Señor del Mundo. Pero no confundáis al Logos o Espíritu Planetario con el Señor del Mundo, ya que son dos aspectos diferentes de la Vida Planetaria.

            En esta oportunidad hemos querido aportar algunos conceptos para confirmar significados ya compartidos con anterioridad, pero también confirmar que el LogosPlanetario está en expansión, y esto incide sobre la cáscara física planetaria que llamáis “Tierra” y sobre el ambiente atmosférico etérico – astral – mental, produciendo EVENTOS.
            Los acontecimientos crecientes telúricos y climáticos son tan solo los efectos físicos de cambios estructurales más internos en la vida planetaria, ya que todo sucede desde lo interno hacia lo externo; desde el mundo oculto y subjetivo hacia el mundo visible y objetivo.
            El proceso evolutivo conlleva cambios radicales durante los ciclos; y bien saben los estudiantes que, al acercarse el fin de un ciclo racial, tales cambios son inevitables, debido a que toda la vida global se prepara para el nacimiento del nuevo ‘Ser Racial’, entendido como la nueva Raza Raíz.
            Nueva Raza significa “nueva conciencia”, porque cada nueva raza madre supone la aparición de un nuevo aspecto de la conciencia que debe fructificar y desarrollarse.
            Hacia eso vais, como Humanidad, hacia una nueva Raza, y el canal hacia tal meta presenta obstáculos y desafíos, que solo los inteligentes e intrépidos peregrinos podrán sortear con éxito.

            Permaneced en estado de alerta ante los acontecimientos mundiales. Aprended a interpretar los diferentes eventos que vayan manifestándose a la luz de la verdad de los enunciados que estamos proyectando en esta escuela de la conciencia.
            Aprended a reconocer la causa y raíz oculta de los acontecimientos externos. No os quedéis con las apariencias.
            Emprended el viaje hacia el mundo de las causas y llegaréis a un estado de PAZ en la conciencia, el cual será como un “Faro – Guía”, aún en los días de mayor tempestad.
            Difundid estas señales de alerta y luz para el entendimiento.
            Convertíos en “Faros” en vuestra durmiente Humanidad, conservando siempre la humildad, asentada en la Verdad.

PAZ SOLAR EN LOS CORAZONES.


Instructor Interno.




martes, 11 de abril de 2017

“LA EXPANSIÓN LOGOICA”: Embarazo, Parto, y Nacimiento Planetario.


Enseñanzas esotéricas como respuesta a sucesos actuales

         12-03-2017.-

         El florecimiento de la Tierra es “expansión de la Conciencia Logoica”. Esto implica INICIACIÓN, que ha sido interpretada por muchos estudiantes como “NACIMIENTO PLANETARIO”.
         La Iniciación Logoica Planetaria es como un gran y global “nacimiento”, porque la Esfera de Conciencia del Planeta se dá a luz a Sí misma, produciendo un cambio radical y total en el tipo y cualidad de energía en toda su masa.
         El proceso total de cambio de energía entendido como ‘Nacimiento Planetario’ afecta a todos los planos o niveles del Ser Planetario, tanto a los niveles materiales como a los inmateriales.
         El proceso integral es de ASCENSIÓN a otra plataforma vibracional, con cambios radicales de alcance global.
         El cambio radical y definitivo significa el traspaso que acontece desde un escalón vibracional y dimensional, a un siguiente escalón; pero antes de tal ‘salto’, los procesos de preparación son graduales, de continuada purificación, y purgativos a todo nivel.
         Todo lo que está aconteciendo en el Ser Planetario Tierra es, análogamente, semejante a lo que sucede durante el embarazo de una mujer. Durante nueve meses se prepara el nuevo ser humano dentro del vientre materno. En todo ese tiempo, el cuerpo de la madre sufre muchas adaptaciones y transformaciones para dar lugar al nuevo ser que se irá gestando dentro de su propio cuerpo; cambios muy visibles en su figura física, y cambios físicos internos, como los hormonales. Pero el embarazo también mueve hilos internos en el aspecto emocional y mental de la madre, lo cual se puede registrar en forma diferente en las madres, debido a las disímiles características álmicas y temperamentales de cada mujer.
Lo cierto, es que durante el embarazo todo se está preparando y gestando ocultamente en el íntimo secreto del vientre materno. El gran cambio radical, “el gran salto” (podríamos decir), se produce en el momento mismo del parto, porque es en el acto del NACIMIENTO, el instante en el cual se produce el cambio radical, tanto del ser que nace a un nuevo mundo, como de la madre que se vacía y libera de la gestación. En ese instante, el de la consumación del parto, todo cambia radicalmente. El bebé ha abandonado el mundo intrauterino y ha entrado en un nuevo mundo, el mundo sensorial, una esfera de vida totalmente diferente al vientre materno.
         Durante un largo proceso gradual de 9 meses, el nuevo ser humano se fue gestando y formando; pero es en el preciso momento del “nacimiento”, cuando todo cambia radicalmente, porque el nacimiento es un evento repentino (no gradual); es el pasaje radical de un mundo a otro, o bien, de un estado a otro.
         El ejemplo explicado puede servir para entender lo que está sucediendo en el planeta Tierra. Sabrá verlo quien sepa apreciar con inteligencia el simbolismo de los ejemplos analógicos.

El Planeta está gestando un Nuevo Tiempo dentro de su Logos Interno

(Esa es una frase que merece de reflexión meditativa, por parte delos estudiantes).
Ese “Nuevo Tiempo” implica y significa varias cosas. A saber:
1.     Un cambio total de energía, es decir, de esfera vibracional; con la consecuente reestructuración de las tierras continentales, es decir, el hundimiento de tierras y el afloramiento del nuevo continente.
2.     El nacimiento de un nuevo ser humano, denominado Sexta Raza Raíz, y más popularmente como “Hombre Nuevo”.
3.     Una reestructuración de todos los reinos de vida, con la desaparición de especies y la aparición de nuevas especies de vida en cada reino.

La Tierra está en su séptimo mes de embarazo, entrando en su octavo mes. Esta es la analogía, figurativamente hablando. Le queda poco tiempo para “Dar a Luz” al Nuevo Tiempo y al nuevo ser humano de la Sexta Raza Madre. Mientras tanto, “Su vientre global” se inflama, y se agrieta su esférica corteza. Esta analogía, puede ayudar a entender la formación del Nuevo Continente que en cada Raza Raíz aparece sobre la superficie planetaria, tras un gran cataclismo.
Las grietas que están apareciendo en la Tierra y la continuada expansión del diámetro de su circunsferencia, que la ciencia de vuestro mundo ya ha advertido, es un efecto de la ASCENSIÓN PLANETARIA y del “Nacimiento” que se producirá como un escalón clave en el proceso de Ascensión.
Después del Nacimiento Planetario denominado “Nuevo Tiempo”, “Nueva Raza”, etc., la Ascensión planetaria proseguirá, pero nuevamente en forma gradual; análogamente a como después del nacimiento del bebé humano, este seguirá creciendo en su nuevo mundo, el mundo material sensorial, en forma gradual, pasando de la etapa infantil a la adolescencia, luego a la adultez, y finalmente a la vejez, recogiendo en cada etapa diferentes experiencias de aprendizaje.
De la misma manera, la Tierra, que estaba en cinta, ya habrá dado a luz a las nuevas tierras continentales y a la Nueva Raza Humana, la cual tendrá milenios por delante para evolucionar pasando por las diferentes etapas de cada subraza, y gestando y recogiendo a su paso los preciosos tesoros de la conciencia que será capaz de conquistar; tesoros que el hombre actual es incapaz de producir y crear, en su actual estado de desarrollo álmico.
Actualmente la Tierra aún está en cinta, entrando en su etapa final de embarazo planetario. Su Esférico Cuerpo está cambiando, y ya empiezan a aparecer las primeras señales de los cambios estructurales radicales que, en un un futuro, se producirán con mayor frecuencia y contundencia. Es decir que, tras cataclismos geológicos globales que vendrán más adelante, lo que hoy se observa como “extrañas grietas de kilómetros de largo” atravezando las tierras de distintos continentes, además de grietas en el fondo oceánico, se abrirán ensanchándose grandemente, al tiempo que se sumergirán porciones de tierras, mientras otras emergen. El resultado de este proceso de “PARTO PLANETARIO” será la aparición del nuevo escenario geológico y energético en el cual la nueva civilización de la Nueva Raza, el verdadero “Nuevo Hombre”, tendrá su vida y posibilidad de evolución.
Las grietas que están apareciendo en la Tierra, como por ejemplo la de la Antártida (pero existen muchas más), se producen como efecto de la gradual Ascensión planetaria y como preparación del inminente Nacimiento Logoico Global.

Las energías solares (pránicas y espirituales) que manan desde el Logos Interno de la Tierra, van resquebrajando la corteza terrestre debido a un efecto centrífugo de la energía viviente del Logos o Espíritu Planetario. Es decir, energía en expansión irradiativa desde el centro a la periferia.

Este efecto de expansión es denominado por Nosotros como: “EXPANSIÓN LOGOICA”, y afecta a toda la Esfera Planetaria. Tal efecto no se detiene en la corteza física, sino que la irradiación logoica solar afecta a toda la esfera áurica de la Tierra, a todo su campo magnético, llegando a miles de kilómetros más allá de su corteza física. Esto, de a poco, convertirá al campo magnético de la Tierra en una esfera iridiscente.
Esto último, el ojo humano no lo ve, ni puede ser advertido o medido aún por vuestros hombres de ciencia, pero sucede, y es tan real como lo es la expansión de la corteza terrestre con la consecuente aparición de grietas que ya se están manifestando. Vuestra ciencia poco es lo que dice al respecto sobre esto último, porque no tienen argumentos sólidos y certeros con los cuales explicar estos eventos. La razón de su falta de argumento es simple:
No podrán encontrar las causas de tales acontecimientos en la materia, porque las causas son inmateriales, espirituales, pero inciden sobre la materia, afectándola y modificándola.

Podríamos decir, para el estudiante más cercano a la ciencia, que la raíz de estos acontecimientos planetarios citados, está en “la materia oscura”, es decir, en la materia invisible; y cierto es que cercano a la verdad estaría tal argumento, aunque tampoco sería certero, porque lo que vuestra ciencia llama “materia oscura” es en realidad materia etérica y astral, que también está cambiando y removiéndose durante la metamorfosis del embarazo y parto planetario; pero la raíz de los cambios vitales planetarios está más allá de la materia oscura; está en el Logos Solar Interno de la Tierra, el cual no es materia física, ni materia oscura, sino “ESPÍRITU”.
El Espíritu Planetario, conectado al Espíritu del Sistema Solar, es el promotor de los grandes cambios, tanto de los cambios graduales como de los radicales, durante la evolución del Planeta.

Ya no diremos más…; aunque hay mucho más.
Mediten los estudiantes y aprendan a ‘volar’ hasta las alturas cumbres del saber, en la búsqueda de la Verdad.
Haced esto sin perder el sentido común y la cordura.
Ese equilibrio, necesario es.
Nos despedimos ahora, dejando en este mensaje un incentivo para vuestra investigación y búsqueda.

Que la Paz os compenetre y nutra vuestros corazones-conciencia.

Instructores Internos.